Alertan de la nueva estafa del ‘Me gusta’ que están usando para robar a través de WhatsApp

Los cibercriminales siguen explotando WhatsApp para robar a las víctimas. La empresa de ciberseguridad ESET ha alertado sobre el descubrimiento de una nueva campaña de estafas en la que los criminales se aprovechan de la aplicación de mensajería propiedad de Meta, y de YouTube , para engañar a la víctima. En este caso, todo se inicia con un mensaje al WhatsApp de la víctima en el que se ofrecen la oportunidad de ganar dinero cómodamente, tan solo a cambio de dar ‘Me gusta’ a ciertos vídeos de YouTube que aparecen indicados. «Tal y como hemos podido comprobar en las conversaciones analizadas durante estas semanas, los estafadores están utilizando bots para realizar estas comunicaciones con los usuarios, ya que, independientemente de lo que se les conteste (al mensaje), estos enviarán la información de estas supuestas ofertas de trabajo. En estos mensajes se indica en qué consiste el trabajo, cuánto dinero podemos llegar a ganar y cómo empezar a ganarlo», señala Josep Albors, jefe de investigación y concienciación de ESET. MÁS INFORMACIÓN noticia No Banco Santander sufre un ‘hackeo’ en España, Chile y Uruguay y acceden a datos privados de miles de usuarios El experto señala que es difícil conocer el número de mensajes que se han enviado recientemente «pero, sabiendo que algunos de nuestros contactos han recibido estas comunicaciones en varios de sus dispositivos con pocas horas de diferencia, parece que estaríamos ante una intensificación de las campañas que utilizan este método para intentar estafarnos». Al principio sí que pagan Aunque en principio parezca una estafa más entre todas las que se han desarrollado en WhatsApp, esta campaña tiene sus peculiaridades. La razón de su éxito reside en que, al menos durante la parte inicial del engaño, algunos estafadores cumplen su palabra y abonan las cantidades prometidas por dar ‘me gusta’ a los vídeos indicados. «Así lo reportan varios de los usuarios afectados por esta estafa y los mismos estafadores se encargan de mostrarlo mediante capturas de pantalla que se envían después para captar nuevas víctimas. Esto hace que las víctimas que aún duden de la legitimidad de este tipo de supuestos trabajos confíen en los estafadores, ya que, al fin y al cabo, estos han abonado la cantidad prometida inicialmente», dice Albors. El problema viene después. Cuando la víctima se confía y quiere seguir ganando dinero de esta forma y los delincuentes le indican que, para ello, deben pasar a un nivel superior de afiliado. En este punto se suele recomendar acceder a canales de Telegram donde se irán enviando los encargos para dar ‘likes’ a los vídeos en YouTube o publicaciones en Instagram, TikTok y otras redes sociales a cambio de ciertas cantidades de dinero. Sin embargo, a diferencia del primer encargo, los usuarios acumulan saldo a su favor que solo puede ser retirado si antes se abona una cantidad solicitada por los delincuentes. Es posible que los delincuentes abonen los primero pagos, pero siempre llegará un punto donde la víctima les envía varios cientos de euros esperando recibir su pago y los estafadores ya no vuelven a ponerse en contacto con ella si no es para solicitarle aún más dinero. Y hasta aquí llega el timo. Los criminales recuperan la inversión con creces y los usuarios, al final, pierden dinero.