Valls cree que la lucha de clases está «desapareciendo» sustituida por la guerra entre «razas»

Manuel Valls, concejal en el ayuntamiento de Barcelona, ex primer ministro francés, estima que «la lucha de clases está desapareciendo en beneficio de la guerra entre razas».

Analizando las recientes manifestaciones francesas e internacionales, para denunciar el «racismo» y las «violencias policiales», Valls ha declarado al semanario «Valeurs Actuales» (a la derecha de la derecha tradicional): «La lucha de clases está “desapareciendo” en beneficio de la guerra entre “razas”. Se trata de una guerra terrible, existencialista, en función del color de la piel. Coincide con los conflictos con el islam político, con el que también está en posible “competencia”. Se trata de un coctel explosivo».

Valls distingue entre el movimiento anti racista norteamericano y las manifestaciones anti racistas francesas, donde percibe «lazos» entre «los movimientos indigenistas y una parte de la izquierda, el Nuevo Partido Anticapitalista (NPA), una parte de La Francia Insumisa (LFI), el PC y una minoría del Partido Socialista».

Valls fue aspirante a la candidatura socialista a la presidencia de la República, en las presidenciales del 2017. Fracasada aquella aventura, Valls decidió instalarse en Barcelona, sin alejarse definitivamente del paisaje político francés.

El concepto de «guerra de razas» ha caído como una bomba fétida entre sus antiguos amigos socialistas. Olivier Faure, primer secretario del PS, ha respondido de este modo: «La tesis de la guerra de razas es defendida tradicionalmente por la extrema derecha». Valls ha contraatacado poniendo razas entre comillas, «razas». Sutileza verbal que quizá no haya convencido definitivamente a todos sus lectores.

Valls dice «diferenciar» entre los «organizadores» de algunas manifestaciones francesas y los manifestantes que protestan «de buena fe, en el marco de un movimiento planetario más bien sano».