Trump fulmina a su director de campaña ante el desplome en las encuestas

Donald Trump ha dado una sacudida a su campaña para la reelección este miércoles por la noche. En un mensaje en redes sociales, el presidente de EE.UU. anunció que Brad Parscale, su director de campaña, deja ese puesto, que será ocupado por Bill Stepien, un veterano consultor político republicano.

La decisión ha llegado el mismo día que un aluvión de encuestas que confirman la brecha entre Trump y su rival para la reelección, el demócrata Joe Biden.

«Es para mí un placer anunciar que Bill Stepien ha sido promocionado a director de la campaña de Trump», comunicó. «Brad Parscale, que ha estado conmigo mucho tiempo y ha liderado nuestra fenomenal estrategia digital y de datos, seguirá en ese papel, además de asesor senior de la campaña».

Parscale tuvo un papel clave en la maquinaria digital con la que Trump ascendió al poder en 2016 y el presidente le colocó al frente de su campaña de reelección. Stephen también fue un alto cargo en aquel ciclo electoral. En medio de la crisis sanitaria y económica de la pandemia del Covid-19, tras las protestas por la muerte de George Floyd en Mineápolis y con el desgaste de una presidencia agitada, no ha conseguido que el multimillonario republicano salve la distancia con Biden.

La confianza de Trump con Parscale se debilitó tras el pinchazo en su mitin en Tulsa (Oklahoma) el mes pasado. El que iba a ser el gran baño de masas del presidente tras el levantamiento de restricciones por el Covid-19 acabó con muchas lagunas en las gradas. Los organizadores lo achacaron a las protestas que se celebraron en el exterior, pero también se apuntó a una campaña digital de boicoteo, precisamente el área que domina Parscale.

En las últimas semanas, Parscale cada vez había sido más marginado del entorno de Trump, sobre todo con la certificación de que Biden abría brecha en las encuestas. Las de esta semana son devastadores para Trump. Según la de Quinnipiac University, el demócrata obtiene un 52% de los apoyos, frente al 37% de Trump, una diferencia de 15 puntos que es la más grande de la registrada hasta el momento. La de NBC y Wall Street Journal mostraba una distancia similar: 51% para Biden y 40% para el presidente. Las encuestas muestran además que el exvicepresidente con Barack Obama gana terreno en los estados clave. En un sondeo de Monmouth University le daba una ventaja de 13 puntos en Pensilvania.