Por qué las unidades SSD lo cambian todo en la Xbox Series X y la PS5.

La aparición de los detalles técnicos de la PS5 y la Xbox Series X ha dejado claro que tenemos ante nosotros una generación de consolas con una potencia insólita a nivel de CPU y GPU, pero puede que ese dato quede en segundo plano ante otro que plantea la verdadera revolución.

Se trata de las unidades SSD de estas consolas. En Microsoft se centraron en los TFLOPS de su GPU, pero en Sony Mark Cerny quiso restar relevancia a ese apartado y centrarse en el cambio total que plantean las nuevas unidades SSD que se integrarán en sus PS5. Y lo cierto es que cuanto más lo pensamos, más coherentes parecen sus argumentos. Veamos por qué el SSD puede llegar a ser el componente estrella de estas dos consolas.

Microsoft presume de SSD, pero no tanto

El debate general actual se ha centrado en esa llamativa cifra de los TFLOPS. Como explicábamos en la comparativa de esos datos técnicos entre la Xbox Series X y la PS5, los datos en bruto parecen revelar que la consola de Microsoft es más potente que la de Sony.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here