Mueren tres personas en Nuevo México por beber gel desinfectante

El Departamento de Salud de Nuevo México (EE.UU.) ha anunciado la muerte de tres personas tras ingerir un gel desinfectante con metanol, un compuesto químico altamente tóxico. Una persona ha sufrido ceguera permanente y otras tres se encuentran en estado crítico por la ingesta del mismo producto.

Funcionarios de salud han asegurado en un comunicado que las autoridades sanitarias han registrado también otros siete casos con signos de envenenamiento. Los casos se han producido en las últimas semanas de mayo en el estado en plena pandemia del nuevo coronavirus Covid-19.

Las autoridades han vinculado estos casos con trastornos de alcoholismo. Desde que estallaron los primeros casos en Estados Unidos de personas infectadas por el coronavirus se han registrado personas que se han intoxicado por culpa de los geles desinfectante debido a su alto contenido en alcohol.

Antes de la pandemia, este producto desinfectante para manos estaba prohibido en la mayoría de las cárceles por temor a que los presos lo bebieran o lo usaran para provocar incendios. El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades del país han recomendado que suavicen las restricciones de este producto para combatir la propagación de la enfermedad.

Agentes federales descubrieron la presencia de metanol, que puede resultar tóxico si se absorbe a través de la piel o se ingiere, en muestras de geles desinfectantes para manos producidos por una compañía mexicana, aunque no está claro si las víctimas en Nuevo México emplearon el mismo tipo de desinfectante.

La exposición a grandes cantidades de metanol puede provocar náuseas, vómitos, dolor de cabeza, ceguera permanente, convulsiones o daños permanentes en el sistema nervioso. En casos extremos puede derivar en la muerte.