Militares de Mali protagonizan un motín y afirman haber detenido al presidente

Los militares malienses que hoy por la mañana protagonizaron un golpe de estado en Bamako afirman tener en su poder al presidente de Mali, Ibrahim Bubacar Keita, así como a su primer ministro, Bubu Cissé. Uno de los militares amotinados en el cuartel de Kati, desde donde partió el movimiento esta mañana, dijo a los periodistas que las dos máximas autoridades de la república están en su poder, sin dar más precisiones.

Lo cierto es que el presidente y el primer ministro estuvieron ausentes durante las largas horas que duró lo que parecía un motín y luego se transformó en golpe de estado. Incluso un comunicado supuestamente firmado por Cissé esta misma tarde, que apelaba al diálogo con los golpistas, fue puesto en duda por los observadores y atribuido a personas de su entorno que trataban de ocultar la gravedad de la situación.

La noticia del aparente triunfo del golpe se expandió inmediatamente por la capital, por cuyas principales avenidas circulan vehículos militares, y en donde miles de personas salieron a las calles en actitud festiva, celebrando lo ocurrido.

Francia, la antigua metrópoli, condenó con firmeza el motín protagonizado por un grupo de militares en el acuartelamiento de Kati, al noroeste de la capital maliense, e hizo un llamamiento al respeto del orden constitucional. Las autoridades francesas dijeron haber recibido con preocupación la noticia de lo que aparenta ser un intento de golpe de Estado, que calificaron de motín, y apuntaron que siguen la evolución de la situación con atención.

El Elíseo indicó que el presidente francés, Emmanuel Macron, ha hablado con su homólogo de Mali, Ibrahim Boubacar Keita, y con los líderes de Níger, Issoufou Mahamadou; de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, y de Senegal, Macky Sall. El jefe de Estado francés transmitió a sus interlocutores su apoyo a los esfuerzos de mediación de la Comunidad de Estados de África del Oeste, CEDEAO, que ha condenado el supuesto golpe e invitado a los militares a volver a sus cuarteles «sin dilación».

«Francia reafirma con fuerza su pleno compromiso con la soberanía y la democracia maliense», ha subrayado Macron antes de que el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, publicara un mensaje al respecto.