Microsoft está haciendo que Windows 10 se parezca cada vez más a Linux.

Hace unos años Microsoft repudiaba a Linux. Brad Smith, uno de sus máximos directivos, decía esta semana que su empresa «estaba del lado equivocado de la historia«, y lo cierto es que en Redmond están haciendo honor a ese cambio radical con un sorprendente giro de los acontecimientos.

Ya hemos hablado mucho del amor de Microsoft por Linux (sea interesado o no), pero es que ese aprecio ha acabado afectando al propio Windows 10, que está adoptando unas cuantas características que durante años se han podido disfrutar en Linux. El nuevo gestor de paquetes winget, el llamativo lanzador de aplicaciones incluido en la última versión de PowerToys o la cada vez más redonda aplicación de Windows Terminal lo demuestran.

Un Windows 10 muy linuxero

Ayer Microsoft celebró una edición singular de su tradicional evento para desarrolladores. La pandemia de coronavirus ha impedido celebrar Microsoft BUILD 2020, así que la empresa lo planteó como una serie de conferencias virtuales a las que los desarrolladores podían asistir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here