Las FARC libera a los ocho militares venezolanos secuestrados durante los combates en Apure

Los ocho militares venezolanos secuestrados en el estado venezolano Apure, por miembros del Frente Décimo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fueron liberados este lunes. Así lo ha confirmado el ministro para la Defensa, el chavista Vladimir Padrino López, a través de un comunicado compartido por su cuenta de Twitter. En abril se perdió el rastro de los ocho militares tras una emboscada, y a través de un mensaje, las FARC se atribuyó el secuestro de los soldados que se encontraban en pleno conflicto armado.

«En este momento, acompañados de un excelente grupo de médicos militares, brindamos atención a 8 valerosos patriotas, quienes encontrándose secuestrados por grupos criminales colombianos, hoy fueron rescatados en el estado Apure. Nada nos detiene», dijo Padrino López, sin mencionar ni acusar directamente a las FARC. En la misiva, el ministro chavista ha dicho que se encuentran buscando a otros dos militares.

Por su parte, Javier Tarazona, director de la ONG Fundaredes, que ha dado cobertura al conflicto armado en Apure con el ejército venezolano y las FARC, ha informado también por Twitter que «hacia Caracas estarían volando los militares liberados por el Frente Décimo de las FARC en Apure, pasarían a chequeo médico, aún así la familia de Danny Vázquez y Abraham Belisario siguen esperando información de su desaparición».

«Hacia Caracas estarían volando los militares liberados por el Frente Décimo de las FARC en Apure»

El régimen de Nicolás Maduro ha manejado con ligereza este combate que inició en marzo por la aparición de miembros disidentes de las FARC que se disputan el territorio venezolano. En ese sentido, el Gobierno chavista envió a sus tropas para intentar controlar la situación, mientras que la oposición de Juan Guaidó y el Gobierno de Colombia han acusado a Maduro de brindar protección a los guerrilleros colombianos.

Alias Jesús Santrich, quien fue comandante guerrillero colombiano, fue dado de baja el mes pasado en el territorio venezolano. La información fue confirmada entonces por el grupo disidente de las FARC, al asegurar que «en una emboscada ejecutada por comandos del ejército de Colombia el 17 de mayo» murió el guerrillero, de 53 años. Santrich estaba siendo buscado tanto por la justicia de Colombia como por la de Estados Unidos por una acusación de narcotráfico.

Apure ha sido epicentro de bombardeos y cuando el conflicto se recrudeció, obligó a más de 6
.000 personas a huir por la frontera hacia Colombia. Para el 28 de abril, la cifra de soldados venezolanos fallecidos en choques con «irregulares» era de 16, según información del ministerio de Defensa de Maduro.

La retirada
De acuerdo con la periodista Sebastiana Barraez, quien ha dado completa cobertura a la situación en Apure, ha dicho este lunes que el ejército venezolano se ha retirado del estado donde estuvo enfrentándose con la guerrilla colombiana desde el 21 de marzo. «La guerrilla se mostró celebrando la retirada de los uniformados en varios pueblos de Apure», ha dicho la periodista.

«Se oyeron ráfagas de armas largas y cuatro estallidos de lo que serían bombas o minas antipersonas»

«Los tanques de guerra fueron trasladados hasta una instalación militar cercana a La Victoria; los vehículos que estaban en buenas condiciones también fueron llevados hasta ese lugar. Lo que sí se llevaron fueron los carros dañados. Las tanquetas del CONAS (Comando Antisecuestro) estaban ocultas, pero ya las sacaron y las tienen en el comando de la GNB (Guardia Nacional Bolivariana) en La Victoria», reseñó Barraez.

Fuentes militares consultadas por la periodista venezolana han asegurado que el cuerpo castrense sustituirá a todo el personal que quedó por ahora en la zona. «El sábado, 29 de mayo, en la noche se oyeron ráfagas de armas largas y cuatro estallidos de lo que serían bombas o minas antipersonales. En La Primavera aseguran que el ejército venezolano está desactivando las minas y bombas colocadas por la guerrilla en el lugar», ha agregado.