Las cinco manifestaciones del coronavirus en la piel

Seis meses después de que aparecieran los primeros brotes masivos en Europa, aún queda mucho por saber de la Covid-19. Cada semana, prácticamente cada día, aparece alguna investigación que arroja algo de luz sobre la naturaleza, composición y afecciones de un virus al que se está combatiendo a fuerza de ensayo y error. La mayoría de síntomas parecen claros, y así lo reflejan las estadísticas (fiebre, tos seca, cansancio, pérdida de gusto y olfato), pero hay otras manifestaciones que generan inquietud y que son igualmente atribuibles al coronavirus: las dermatológicas.

A primeros del mes de mayo, el estudio Covid Piel señaló hasta cinco reacciones de nuestra piel que podían considerarse como síntoma o consecuencia de la Covid-19. En dicho estudio participaron casi un centenar de dermatólogos españoles y estuvo liderado por Cristina Galván Casas, del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario de Móstoles en Madrid, Alba Català Gonzalo, del Servicio de Dermatología y Venereología del Hospital Plató de Barcelona y Gregorio Carretero Hernández, del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Gran Canaria Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria.

En el estudio se señalaron cinco manifestaciones o síntomas atribuibles al coronavirus que, ahora que estamos en verano, conviene tener identificados para no caer en falsas alarmas o, por el contrario, dejar correr por desconocimiento.

El análisis evaluaba 375 casos y dicha muestra permitió establecer cinco patrones de manifestaciones cutáneas: erupciones similares a sabañones en zonas acrales (19%); erupciones vesiculosas (9%); lesiones urticariformes (19%); erupciones máculo-pápulosas (47%) y livedo-reticularis o necrosis (6%).

1.- Las erupciones acrales similares a sabañones (manos y pies) aparecían como áreas de eritema o violáceas, vesículas y pústulas. Son frecuentemente asimétricas. Este tipo de lesiones se detectó en el 19% de los casos, en pacientes más jóvenes, en las etapas tardías del proceso Covid-19, con una duración de 12,7 días y estaban asociados a un pronóstico menos grave.

2.- Las erupciones vesiculosas, detectadas en el 9% de los casos, se vieron principalmente en el tronco. Consistían en pequeñas vesículas monomórficas (lesiones muy similares entre ellas) a diferencia de las que aparecen en la varicela que son polimórficas. En ocasiones asentaban en las extremidades y podían tener contenido hemorrágico, agrandarse o diseminarse. El estudio demostró que este tipo de manifestación se asocia a una gravedad intermedia y es más frecuente en pacientes de edad media. Suelen durar unos diez días y aparecer junto con los síntomas generales, en ocasiones antes que ellos.

3.- Las lesiones urticariformes, el tercer tipo de patrón, se registraron en el 19% de los casos y se vieron principalmente en el tronco o dispersas por el cuerpo, en algún caso en las palmas de las manos. Su duración media es de 6,8 días. Suelen producir intenso picor.

4.- Máculo-pápulas, las manifestaciones más frecuentes, fueron detectadas en el 47% de los casos, el cuadro dermatológico es con frecuencia similar al de otras infecciones víricas. En ocasiones muestran patrones específicos, como la distribución peri-folicular, o similar a pitiriasis rosada o eritema multiforme. Duran 8 o 9 días de media. También se han visto en pacientes más graves.

5.- Por último, las lesiones que orientan a obstrucción vascular, cómo la livedo-reticularis y la necrosis, se encontraron en el 6% de los casos. Se trata de unas marcas en la piel que recuerdan a una red, antes eran típicas por el uso de braseros. Aparecieron en los pacientes de más edad y más graves (en este grupo se registró un 10% de mortalidad). Los pacientes mostraron grados diferentes de afectación, incluyendo áreas de isquemia acral o en el tronco. Sin embargo, las manifestaciones Covid-19 en este grupo fueron más variables, cómo es el caso de la livedo reticular transitoria en pacientes jóvenes con buena evolución del proceso.