El rapero Kanye West fracasa, pero se postula para las presidenciales de EE.UU. en 2024

La noche electoral en Estados Unidos se ha convertido en la mañana de la discordia y mientras todavía se están contando las papeletas de algunos estados indecisos, una cosa es segura: Kanye West no ganó suficientes votos para convertirse en presidente de los Estados Unidos. Tampoco, a pesar de algunas preocupaciones iniciales, demostró tener un impacto significativo en el resultado electoral, consiguiendo un total de 60.000 votos en los 12 estados en los que se presentaba, aunque ya anunció en Twitter, nuevo portavoz político de la actualidad, que piensa postularse en las próximas elecciones del 2024.

La campaña del músico a la presidencia comenzó este verano, cuando muchos cuestionaron que su presencia en los boletos electorales pudiera significar una discrepancia entre los votantes demócratas. La gente no solo cuestionó si realmente podía postularse, sino que también ejerció una preocupación exagerada entre los demócratas porque temían que robara votos suficientes para inclinar la aguja de los resultados en favor del candidato republicano.

El día de las elecciones, West tuiteó que iba a votar por un presidente estadounidense por primera vez en su vida: él mismo. El músico compartió fotos en la cabina de votación y lució con orgullo su pegatina de «Yo voté». En realidad, West figuraba como candidato en California, pero como opción de vicepresidente junto al contendiente presidencial, Roque De La Fuente. Se inscribió en Wyoming y pidió que sus partidarios hicieran lo mismo en los estados donde no figuraba como candidato a presidente. En cualquier caso, el rapero admitió el miércoles por la mañana que había perdido, cuando supo que había recibido poco más de 60.000 votos sin conseguir pasar del 0,5% en ningún estado. En perspectiva, se estima que la participación total de votantes en 2020 sea cercana a los 150 millones, un indicador de la importancia de las votaciones más polarizadas en la historia del país.

Voto afroamericano
Kanye West sabe lo importante que es el voto afroamericano en Estados Unidos y sabe que un programa llamado «Aprendiz a Celebridad» permitió a Donald Trump ganar la Presidencia en el 2016. El rapero juega con dos factores: la fama y ser negro, que pueden ayudarle a ganar en el 2024. De hecho, Kanye se prepara ya para postularse en las próximas elecciones. West fue todo sonrisas en un mensaje que compartió, donde muestra una foto suya de perfil frente al mapa del colegio electoral de los Estados Unidos, con la frase: de «Kanye 2020» a «Kanye 2024».

West apareció en la boleta electoral en 12 estados y obtuvo más de 1.000 votos en todas las contiendas, según los recuentos preliminares de AP. En Colorado, West obtuvo casi 6,000 votos en un estado que ganó Biden. En Vermont, otro estado de Biden, West obtuvo cerca de 1.200 votos, según el recuento. En Arkansas, obtuvo 3.979 votos; en Idaho, obtuvo 2.309 votos; en Iowa, obtuvo 3.179 votos; en Kentucky, obtuvo 6.259 votos; en Luisiana, obtuvo 4.837 votos; en Minnesota, obtuvo 6.796; en Mississippi, obtuvo 3.009 votos; en Oklahoma, obtuvo 5.587 votos; en Tennessee, obtuvo 10.188 votos, y, en Utah, obtuvo 4.053 votos, según los recuentos preliminares. El conteo más alto lo consiguió en Tennessee, donde obtuvo 10.188 votos y el 0.3 por ciento del voto total. Logró su porcentaje más alto de votos, 0.4 por ciento, en tres estados, Idaho (3.631 votos), Utah (4.344 votos) y Oklahoma (5.590 votos), y no logró alcanzar más del 0.4 por ciento de los votos en ningún estado.

West admitió su derrota con un sugestivo tuit que decía «Welp», y que más tarde eliminó para volver a publicarlo unos minutos después con «Kanye 2024». No conseguimos tener un ganador en el 2020 y ya hay quien piensa en las elecciones del 2024.