Dimite el Gobierno del Líbano en medio de una grave crisis política por la explosión de Beirut

El primer ministro del Líbano, Hasan Diab, anunció este lunes la dimisión del Gobierno en medio de la gran crisis política que atraviesa el país del cedro tras la brutal explosión en el puerto de Beirut del pasado martes, que ha dejado hasta el momento un balance de 220 muertos y miles de heridos.

En una intervención televisada, Diab aseguró que la explosión en el puerto fue el resultado de la corrupción endémica que sufre el país. «El sistema de corrupción es mayor que el Gobierno», señaló.

La renuncia había sido anticipada por el ministro de Salud, Hamad Hasan, que indicó que Diab iba a dirigirse al país a las 19.00, hora local (16.00 GMT) y presentaría su renuncia, sin que ello supusiera que eluda sus responsabilidades, indicaron medios locales.

El anuncio se hizo al término de una reunión del Consejo de Ministros, en el que Diab tenía previsto solicitar la convocatoria de elecciones anticipadas, informa Efe.

«Creo que Diab anunciará la renuncia del Gobierno», afirmó por su parte el ministro de Transporte, Michel Najjar, según medios locales.

Este lunes habían renunciado otros tres ministros: los de Justicia, Finanzas y Juventud, que se sumaron a los de Información y Medioambiente, que habían hecho lo mismo el domingo.

Además de la gran cantidad de muertos y heridos, la deflagración de cerca de 3.000 toneladas de nitrato de amonio ha dejado sin vivienda a alrededor de 250.000 habitantes de Beirut.

El suceso ha encendido la indignación de la población, que como ya ocurrió el pasado octubre se ha echado a las calles para pedir la dimisión de las autoridades del país, en protestas que han sido violentas durante los últimos dos días y que han dejado al menos un policía muerto y cientos de heridos.