Biden elige a Antony Blinken, defensor del multilateralismo, como secretario de Estado

El próximo secretario de Estado de EE.UU. será Antony Blinken, un íntimo colaborador de Joe Biden desde sus tiempos de senador. Biden ya ha tomado la decisión sobre quién será el jefe de la diplomacia estadounidense en la Administración Biden, según han confirmado «Bloomberg» y «The New York Times», y lo anunciará oficialmente esta semana.

Blinken será la cara del giro de la política exterior de EE.UU. Del «América primero» de Donald Trump, Biden quiere pasar al «América ha vuelto». Es decir, recuperar la confianza con sus socios tradicionales y resucitar el multilateralismo que propugnó Barack Obama.

Nada más llegar a la Casa Blanca, Biden se ha propuesto regresar al Acuerdo de París de cambio climático, entablar conversaciones con Irán, Rusia y los aliados europeos para rescatar el pacto nuclear con la república islámica, devolver a EE.UU. a la Organización Mundial de la Salud y ampliar los tratados de armamento que mantiene con Moscú.

Su gran desafio en política exterior, sin embargo, será China, la potencia que desafía el liderazgo económico y militar de EE.UU. Trump ha combatido al gigante asiático en disputas sobre tratados comerciales y en sus ambiciones geoestratégicas en el Pacífico.

Blinken ha defendido que EE.UU. debe regresar al «liderazgo por la diplomacia» y en una conferencia del verano pasado en el Hudson Institute, defendió que esa será la estrategia para imponerse sobre China: forjar alianzas multilaterales con otros países para controlar las ambiciones de su rival.

Trump y su secretario de Estado, Mike Pompeo, han defendido la necesidad de sacar a EE.UU. de guerras costosas y una de las últimas decisiones en política exterior del presidente será el avance en la retirada de tropas de Afganistán. Blinken, sin embargo, tiene un historial de ser más propenso al intervencionismo: él era asesor de Biden cuando el entonces senador votó a favor de la guerra de Irak, una de las decisiones que ahora califica como de un error.

Blinken colabora de cerca con Biden desde los tiempos en los que el ahora presidente electo estaba al frente del Comité de Asuntos Exteriores del Senado. Después, fue su asesor de seguridad nacional como vicepresidente de EE.UU. y acabó siendo nombrado vicesecretario de Estado por Barack Obama.

Biden dijo después de ganar las elecciones del pasado 3 de noviembre que empezaría a dar a conocer los nombres de su Gabinete en la semana del día de Acción de Gracias, que se celebra este jueves.

Además de Blinken, se espera que Biden nombre a Jake Sullivan como asesor de seguridad nacional, según publicó «Bloomberg», y a Linda Thomas-Greenfield como embajadora de EE.UU. en la ONU, según adelantó «Axios». Todos tuvieron altos cargos en la Administración Obama y sus nombramientos indican un retorno a la diplomacia de los ocho años previos a la Administración Trump.